sábado, 18 de julio de 2009

Empezar otra vez

Larry Rivers
Tiempos dorados. El más grande homosexual.
1978
Acrílico y lápiz de color sobre papel,218,4 x 142,2 cm.



Había considerado hasta ahora que era necesario mantener la primera entrada de este blog por el simple hecho de que se titulaba EMPEZAR.

He cambiado de idea.

De esta forma , y con una nueva imagen que no es de mi autoría, me da la sensación de empezar otra vez. Tal y como indica el título.

Y empiezo con alguien que me interesa. Se trata de un pintor no demasiado conocido por estos pagos, Larry Rivers, (1923 -2002) nacido Yitzhok Loiza Grossberg, en el Bronx neoyorquino y judío que decide cambiar su apellido debido (como él mismo confiesa) a sus muchas manías y neurosis. Uno de esos artistas mundialmente reconocidos y localmente ignorados.

Antes de conocer su obra, que es cuantiosa , precursora del Arte Pop americano y claramente opuesta al clásico expresionismo abstracto de la época, me interesé por su muy especial ideario que transcribo de forma resumida.


CÓMO OBRAR EN LAS ARTES (Con Larry Rivers)


Vacíate de todo.

Son las 12,00. Coge al adulto y échalo de la cama. El trabajo habría que hacerlo cuando se está desocupado, ya sabes, sólo cuando no hay ninguna otra cosa que hacer (...)

Estáte presto a admitir que los celos te mueven más que el arte. (...) ¿¿Miguel Angel?? De todas formas ¿a quién le gusta el queso?. Llama por teléfono a un amigo. Nunca cojas el teléfono antes de que haya sonado cuatro veces. Habla amargamente de tu más reciente fracaso. (...)

Más adelante imítate a ti mismo. Después de todo, ¿quién es la persona a quien más amas? (...)

Pase lo que pase, no te regocijes. Si lo haces, cuanto se ha indicado sabiamente aquí habrá sido una absoluta pérdida de tiempo. La misma naturaleza del arte como algo opuesto a la vida consiste en que en lo primero (el arte) uno ha de ser una verdadera máscara del sufrimiento, mientras que en lo segundo (la vida) sólo nuestra blanca dentadura debe atravesar y llenar enteramente el escenario. Lloramos en el arte. Cantamos con la vida.


La desfachatez de estas, aparentemente, absurdas cosas que escribía ya hace años el artista norteamericano, me hicieron reflexionar en aquel momento y aumentaron , si cabe, mis dudas acerca del arte en general y de la vida en particular.

No sé porqué las he vuelto a traer a la Habitación del Hipnal. Acaso por la imagen que las acompaña que coincide con la fascinación por el personaje que comparto con Rivers-Grossberg.

Puede que por la decisión del pintor de cambiar su nombre provocando, según se cuenta, las iras de su familia. Acaso por lo prolijo y diverso de su obra cuya visión me permito recomendar.

Quizás nuestros amables seguidores decidan aportar algo de luz.

O no.






23 comentarios:

Madre Desesperada dijo...

Vengo acá en busca de mi hija Pastora Consolación Manzano de Los Reyes. Tiene sólo 19 años y se ha ido de casa. Nadie sabe nada de ella y yo estoy hecha un lío. Siguiendo su rastro me he encontrado con unas cartas en un lenguaje muy extraño, escondidas bajo su cama. Tenían unos garabatos horrendos y hablaban algo de un Hipnal, una señora de un cuadro y unas manzanas podridas.
Mi hijo mayor, que es informático, se ha averiguado en el "gugler" (que segun me dijo es como una guia telefónica gigante) y me ha dicho que a este lugar se le dice hipnal.
No vayan a pensar que soy tonta y piensen esconder a mi hija en el sótano de la casa ruinosa que aparece retratada más abajo. Si he de ir con la guardia civil y mostrarle la foto del señor ese con cara de monstruo alias "tio florencio" lo haré, de todas todas. Sé que esto es una secta, muy diabólica por cierto. Se hacen pasar por artistas, dicen cosas pomposas y luego le lavan el cerebro a las señoritas de bien, como mi hija Pastorita.
Esto de "empezar otra vez" habla por sí solo: quien sabe cuantas muchachas habrán pasado por esto tantas veces....ateneos a las consecuencias desalmados, y devolvedme a mi hija.
Pastorita: vuelve pronto.

Enrius dijo...

Estimada Madre Desesperada:
Lamento enormemente la desaparición de su niña pero, como responsable del Hipnal, puedo asegurarle que Pastora Consolación Manzano de los Reyes no se encuentra retenida en ninguno de los sótanos de este lugar. Si ha llegado hasta aquí por los azares de La Red, habrá sido por su libre decisión y lo que esconda bajo su cama es cosa que para nada atañe a esta , digamos, hospedería cuyos miembros son, pese a su aparente excentricidad, de toda confianza y en absoluto proclives al secuestro de menores.
Escriba usted, se lo ruego, tio Florencio, con mayúscula puesto que es nombre propio de persona que, pese a su fealdad, no es maligno.
Caso de que apareciera Pastorita por este lugar la recibiríamos con la hospitalidad que nos caracteriza y en absoluto se nos ocurriría lavarle el cerebro. Disponemos además de unas instalaciones sanitarias en las que podría , ella misma, lavarse cualquier otra parte de su cuerpo en la seguridad de encontrar higiene suficiente.
En cuanto a lo de "Empezar otra vez" no es más que una nueva entrada en la que, como puede usted leer con atención, se habla de un gran artista norteamericano desaparecido recientemente.
Efectivamente, habla por sí sólo pero de nada que tenga relación con su hija.
En sentido lato, puede que alguien nos considere una secta pero no diabólica ni angélica.En todo caso raros.
Deseo que la niña aparezca cuanto antes y en las mejores condiciones de salud, tanto física como mental.
Si se ha ido de casa por algo será.
Reflexione y no se precipite.

Pasty dijo...

¡¡¡¡Máma!!!! ¡¡¡que te den!!!!, soy mayor de edad y no tengo que dar explicaciones de dónde y con quién me lo monto. Me ha dicho el tarado de tu hijo, mi hermano José Ignacio de Jesús, JJ, que habías escrito preguntando por mí a este blog y a otros muchos. Interesante lugar este del Hipnal. Igual me doy un paseo por ahí. Pero para secta la que se reúne en tu casa del barrio de la Concepción. Eso sí que es chunguismo del bueno y barato. Pregunta al arrecogío argentino que te folla por qué me he ido de tu vera de una putísima vez.
¡¡Hala!!, que te den...

Pasty dijo...

¡¡Ah!!, y lo de los garabatos y textos que has encontrado son poemas con pictogramas que me he dejado olvidados (¿cómo voy a esconder nada debajo de mi cama?, tarada), y nada hablan del hipnal, sino de los hipnóticos, como esos que tragas tú por quintales. Esos que te recomienda el chanta de tu novio que dice es psicoterapeuta. Cada vez entiendo más por qué pápa se fue sin dejar rastro.

JJ Manzano dijo...

Oye, no te pases hermanita, a mí la máma me dio a leer unos papeles tuyos y con esa letra que tienes me pareció que ponía algo como hipnal y es que yo andaba colgado de voyeur en ese blog, en este, y por eso leí hipnal, aunque le dije a la vieja que no estaba seguro, pero que había una habitación del hipnal, o algo así, en la que se reunía gente muy rara, gente borracha que se atiborraba a pastillas, antropólogos, pintores, sionistas, poetas y espeleólogos, y que igual te habías metido ahí... yo qué sé. La máma saca en todos los lugares que pilla que soy informático, ¿y de qué me sirve para traducir tu letra?
Para mí mejor que te hayas ido, así estamos menos y tocamos a más. El argentino es más bobo que el culo, pero como se lo hace con la máma en casa pues lo tengo controlado y además hasta pasea al perro. Peor hubiera sido que se hubieran ido ellos. Así que no vuelvas.
Me has jodido el observatorio porque ahora ya saben todos estos raros que estoy por aquí, observándoles. Y ya que estamos, ¿sabe alguien cómo va la Chari?

JJ Manzano dijo...

¡Ah!, y ya puestos me gustaría comentarles que he viajado a Venezuela, virtualmente, a la página Muchas Cosas que recomienda Enrius en su perfil, y la tal Irislis se la coge allí con papel de fumar. Quiere ser muy divertida y pretende ser estrambótica con lo que saca en su blog, y hay una fauna que le contesta en el lenguaje tarado de los oligo modernos, de los que se protegen de su ignorancia mutilando la expresión para que no se note que los mutilados son ellos, y ha aparecido una señora (que me recuerda a la máma mía) que les reprende por su forma de expresarse y que dice algo así como que parece que el castellano venezolano que utilizan fuera su segunda lengua, por lo mal que lo hacen. Lo llenan todo de acrónimos y siglas guay y a la señora esta le molesta y lo dice y va la Irislis y poco menos que la echa de la página con cajas destempladas. Es la leche. Muy diver y demo en la Habitación del Hipnal, y en la suya de Muchas Cosas todo es superficial, lelo y autoritario. Hasta defiende a los antichavistas como si fuera de la oligarquía reaccionaria, y no reprende a los protofascistas que dicen que las leyes hay que imponerlas con la fuerza. En fin, muy decepcionante la chavita. Al menos mi hermana la Pasty se hace pajas con los Hentai pero no se enamora de ellos sinceramente. Parece que algunos venezolanos prefieren la tiranía de toda la vida a la ilustrada.

Enrius dijo...

Bueno pues ya lo ve usted Doña Madre Desesperada, la cosa está entre sus dos "niños" y me guardaré yo de intervenir en trifulcas familiares.
Ya le dije que reflexionara sin precipitarse.
Saludos

Enrius dijo...

Por cierto, lástima que, de momento, a nadie le interese Larry Rivers.
Todo se andará.

Irislis dijo...

Sra Madre, acá no escondemos a nadie por la fuerza, el que viene es recibido y se le dá cobijo sin preguntarle mucho las razón de su visita. Veo que es usted una madre sufrida, pero es una clara consecuencia de la educación que ha impartido a sus querubines: respondones y groseros hasta más no poder.

Le recomiendo se olvide de ellos, modifique su testamento y los deje "sin un duro". Disfrutará el espectáculo desde la tumba, se lo garantizo.

La Pasty no merece mi respuesta. Espero no tener la desagradable experiencia de encontrarmela un día frente a la alberca.

JJ Manzano, deja tu comentario en mi blog, para que veas como te respondo. De paso te invito a un paseo nocturno por Petare y el 23 de Enero. Te quitarán lo liberal y vouyerista a dentelladas.

Salud!

O dijo...

Querido hermano, te escribo al Hipnal desde Logroño. Me han invitado a un seminario de pintores que escriben y escritores que pintan, Torrefactum´09, auspiciado por el Museo Würth La Rioja. Como dice Chari Cenzano, mucho me quejo de Logroño y los riojanos, pero bien que me compran y me pasean. El día 27 hablo sobre el furtivismo de los artistas que se multiplican en los procedimientos, quizá, como es mi caso, sin encontrar nunca el modo de hacer lo que pretenden. Citaré este blog, con tu permiso, y a Larry Rivers, quien, como mi adorado Philip Guston, también quiso deshacerse de su pasado judío (se llamaba Goldstein). Pero creo yo que hay cosas que van con uno para siempre, y es inútil tratar de desprenderse de ellas, porque se agarran con fuerza porque son parte de uno mismo, como los pies, o el pelo.
También hablaré de ti y de multidisciplinariedad artística, de las ficciones antropológicas que terminan por ser más ciertas que las acreditadamente ciertas.
Me gusta mucho el dibujo que reproduces para esta nueva entrada, tanto que me siento envidioso de no haberlo hecho yo mismo.
He ido al Hospital San Pedro a visitar a Chari, que está francamente mejor y se ha alegrado muchísimo de que haya ido. Alicia os envía también saludos muy afectuosos y os ruega les perdonéis por no poder publicar en el blog en estos momentos, que ya comienzan a ser para ellas menos difíciles de lo que han sido. Me piden que envíe también saludos de su parte a Rosina e Irislis (no hagas caso de los agravios de ese par de imbéciles de los Manzano, antes sólo sus más allegados sabían de su patosidad, ahora ya lo sabe más gente), y también a todos los demás. Les he hablado de cómo van las cosas por el Hipnal y de la aparición de nuevos publicadores que parece hubieran estado al acecho de todos nosotros durante todo el tiempo.
Ya ves que me encuentro definitamente recuperado. Me he traído al tío Florencio (otros viajan con el gato o con la amante, yo con el gigantesco tío nuestro) que se ha instalado cerca de aquí, en un balneario de Torrecilla de Cameros, a 30 kilómetros de Logroño, en las estribaciones de la Sierra de La Demanda. Allí me llevan a dormir los de Torrefactum´09 todas las noches. Los de la dirección del hotel me han dicho que se porta bien (aparte de su manía por las boñigas de vaca riojana que, lógicamente, les desconcierta sobre manera).
Un abrazo para todos, y ¡salud!, como dice la ácrata venezolana.

Enrius dijo...

Querido hermano O.
Ya sabía yo que Larry Rivers no te pasaria desapercibido.
En vista de lo cual, y por una vez para que nadie nos tilde de endogámicos, te dedico una nueva entrada.
De nada.
Estupendo lo de Logroño. Besos a Doña Chari a quien transmitirás mis más fervientes deseos de mejoría.
Bien por tu mejoría, bien lo de hablar de este blog y te agradezco menciones mi nada modesta persona, pero ten cuidado y reflexiona antes de pronunciar la palabra "multidisciplinariedad" en público.
Al tío Florencio le darás, en la medida de lo posible, besos de mi parte.Cuéntale lo enormemente frecuentado de su entrada. Le gustará.
Como a nosotros, Guston y Rivers.
Intenta ser feliz un rato.

O dijo...

Enrius, el tío te envía besos y me dice que Torrecilla de Cameros está muy bien, pero que las campanas de la maldita iglesia (así quiere que me refiera a ella) dan las enteras, las medias y los cuartos en un pertinaz disonante, tañido con tanta desesperación que le revuelven el alma cada quince minutos, y que se oyen menos los bulliciosos automóviles en Madrid que tanto echa de menos. Porque son 24 veces las horas, más otras veinticuatro las medias, mas la dos docenas de cuartos, lo que hacen 72 puntuales sobresaltos que alteran el valle y a las vacas que mugen, quizá por eso, por demás. Pero que en los minutos que no suena nada, se oyen los cláxones de las fragonetas que traen "el pescado, o el melón de Madrid, los malacotones de Calanda, los pimientos de Tudela", etc., que proclaman los gitanos desde sus chirriantes megafonías a tempranísimas horas, que son precisamente las únicas que dice el tío Florencio en las que logra conciliar el sueño. Entre los escasos silencios que salpican brevemente las horas en estos parajes de montaña, paradisíacos, sí, pero con unos mosquitos trompeteros que tratan de silbarte la caballería rusticana de sus partituras coleópteras en el mismo conducto auditivo, antes o después de arrearte picotazos de lanza. Así que dice que menos bromas, que esto es un castigo en la parte rústica del paraíso y que quiere volver al Hipnal, ya que todos dicen que tanto él como yo nos hemos recuperado grandememte y podría ser para mejor aprovechamiento de nuestros cuerpos que nos fuéramos de una vez a la pastosa vida madrileña.
De Rivers dice que le gusta más cuanto menos traza, porque sabe hacer los vacíos sin pintar para que el espectador los componga a su manera. Que le gusta la nieve de Rivers, las cercas llenas de vacas de exquisita mierda, las montañas violeta de cobalto suave. Y me insiste en que le enviemos un coche con conductor forzudo que lo meta y lo saque del asiento de atrás.
En fin, yo ya he terminado con lo que me había traído aquí y también estaría de acuerdo en que podemos marcharnos. Envíanos a Fidel con el Crysler grande, que entre él y yo meteremos al tío en el coche y volveremos al Hipnal de Madrid, y en buena hora.
Sobre la sorpresa de Guston, que me ha encantado, escribiré mañana. El propio pintor me recuerda al tío, y sus modelos también, siempre heridos, con flebitis, vendados, fumando y mirando con el único ojo sano. Sin embargo, cuando era joven, recuérdalo, el tío era más como Mister Natural, ese genial personaje de Robert Crumb, tan amigo de Guston, por otra parte.
Tenemos ganas de verte. Envíanos a Fidel con el Crysler grande.
Un abrazo.

Enrius dijo...

Os mando a Fidel con el Chrysler grande pero,¡cuidado!,Fidel va con cagalera estival que no se le pasa ni con los tres Motilium que le he dado. El viejo Chrysler, con sus 450.000 km a cuestas, tiene fallos de compresión y me parece que va jodida la junta de la culata.
Le dices que no lo pise mucho que se gripa.
No metais las habituales cajas con gallinas que ya sabes que o se mueren o lo ponen todo perdido.
Al tío, que por favor no me fume dentro del coche esos apestosos Farias que dejan una mierda de olor impregnado en la tapicería durante tres meses.
Si llegais después de las once golpea fuerte en el portón que Fuencisla, la nueva interina, está sorda como una tapia.
Buen viaje!

O dijo...

Un encanto Fuencisla, pero debieras haberle advertido de las trazas del tío Florencio, porque por poco no nos deja entrar en el Hipnal. Cuando ya estábamos dentro, la peste de Fidel y la del tío han dado con Fuencisla en el suelo, víctima del calor y los efluvios pestilentes que desprendíamos los tres, y de milagro que no ha caído a la alberca justo cuando nos disponíamos a entrar en la habitación de los pasillos que se bifurcan, en la siempre.
Acabamos de llegar, después de 23 horas de viaje. Veintitrés para poco más de 340 kilómetros (y diez paradas); realmente el Chrysler está apunto de cascar. Perdona por haber olvidado que Chrysler llevaba hache entre la ce y la erre, me da rabia, ya sabes lo perfeccionista que soy para estas cosas, pero, ya ves, Crysler sin hache. Un riojano de Tudelilla hubiea dicho Chysler, porque en la forma de hablar de estos energúmenos con boina, toda consonante que lleve una erre tras ella la hacen sonar como ché, o como txé, que de ahí viene, del país de los vascos que mezclaron el vascuence con el román paladino y con todo ello fueron formando el castellano. Al tren le llaman chén o txén, al tres: txés o chés, dicen txabajo o chabajo, chepar, chazo, en fin, que estos riojanos son chemendos.
El tío se ha ido a su habitación y dice que no quiere cenar bobadas, y yo me he tomado seis tónicas seguidas y ya no sé si sigo teniendo sed o son ganas de vomitar.
La verdad es que el Hipnal impone. Al tío se le ha quedado la cara de los personajes de Guston, los que sólo tienen un ojo enorme bajo el hueso frontal. No ha habido manera de que dejara los Farias, las farias, dice él. Yo te estoy escribiendo porque dije que lo haría en cuanto llegáramos y porque esto de escribir me deja más tranquilo, me pone en los sitios, me centra. Escribir es para mí como rondar el centro de gravedad mental, o sea, que me tranquiliza mucho.
Bueno, pues eso, perdona pero me voy a vomitar.

Enrius dijo...

Pero ya sabes que escribir en España es llorar,(Larra dixit).
Y ya sé lo perfeccionista que eres, Emiliano, y lo que te "guston", la ortografía, la sintaxis, la prosodia y hasta la oratoria.
Hala, bienvenidos a casa y acomodaros lo mejor que podais.

O dijo...

Empezar otra vez, Enrius:
-Me dice el tío que he exagerado su incomodidad en Torrecilla. Que no ha sido para tanto. Que en realidad ha calculado que: los 72 sobresaltos puntuales de las campanadas dando la hora sólo ocupaban unos 15 minutos en el total del día, sumando los segundos entre campanadas y campanadas (más agradables las de los cuartos, y más suaves, asegura), resultan siete minutos y medio, por dos veces, ya que se repiten al cabo de unos segundos todas las enteras, las medias y los cuartos. Y que quince minutos para 24 horas no es tanto.
Y que lo molesto de los gitanos anunciando su mercadería eran los altavoces y que se les entendía a medias y que por entenderles tenía que hacer un esfuerzo, ya que incluso apuntaba en un cuadernillo lo que decían para completarlo al día siguiente, tratando de desentrañar su forma de decir. Y que lo de los mosquitos no es comparable con las cucarachas del Hipnal, que él asegura no haber visto nunca, pero que las buscaba por ver si era cierto lo que decía yo. Y que lo de los perros, los gallos, el berrear de las cabras, los mugidos de las vacas, los relichos de los cuadrúpedos y todo lo demás resulta típico, como de zarzuela, incluso divertido. Así que me dice que te diga que no era para tanto y que le gustaría volver (él cree que ha ido porque tú lo has ordenado así, y no porque me lo he llevado yo por mi cuenta, aprovechando la invitación de Torrefactum´09, ya sabes que a mí me ningunea por aquello de que no soy un Cavestany auténtico).
-Te felicito por el trabajo de Fuencisla, ya no se ven cucarachas por ninguna parte. No obstante sería bueno tapar las rendijas con aguaplast, por si volvieran.
-No sé por qué no te crees que he dejado de beber alcohol. ¿Para qué habría de dejarlo? Aunque sólo fuera por dejar de ver cucarachas como elefantes negros por todas partes.
-Un detalle que hayáis desentablillado las ventanas de los dormitorios y cambiado los cortinones medievales por cortinas más alegres y ligeras. Como diría Serrat: al techo no le vendría nada mal una mano de pintura.
-He continuado con muchas ganas el libro sobre La Desgana, y la contradicción manifiesta es un problema nada fácil de solventar. Fingir la desgana resulta literariamente muy falso y padecerla realmente muy improductivo, y ahí estoy, entre Pinto y Valdemoro, o sea: en ninguna parte de interés.
-Ya veo que Fuencisla no cocina, porque si lo hiciera la comida sería mejor que esta que me dejas al pie de la puerta. Trae chimichurri. Y aguaplast.
-Hemos retomado, Florencio y yo, el inventario de tus infinitos recuerdos oparvorulos. ¿Es realmente necesario que los traslademos de una parte a otra de los pasillos todas las semanas? ¿No era sólo una actividad ligada a nuestro reinserción social? ¿No podríamos dejarlo en una vez al mes?
-¿Se sabe algo nuevo de Pasty?
-Como hace Irislís con sus escritores indeseados en su Muchas Cosas, podríamos no contestar a los JJ Manzano que se inmiscuyen, para que se aburran y dejen de hacerlo.
-Dale recuerdos a Fidel. El viaje de Torrecilla a Madrid resultó una aventura indescriptible e inolvidable, incluso iniciático, de qué, no lo sé, de algo.

Enrius dijo...

Bueno, bien, compruebo lo beneficioso del viaje a Torrecilla de Cameros tanto para el tío como para tí.
Te noto muy recuperado, libre ya de tus terribles alucinaciones y con ganas de volver a empezar.Me refiero al trabajo literario que en sí mismo está lleno de contradicciones, escollos, dudas y arrepentimientos (como el de Alicia a cuya razonable solicitud verás que he accedido con gusto y prontitud)
La bebida, con moderación, alegra los corazones y sin moderación ya sabes lo que te pasa. El trabajo...

"El trabajo es cosa buena
es lo mejor de la vida,
pero la vida es perdida
trabajando en campo ajeno.
Unos trabajan de trueno
y es para otros la llovida"
(Atahualpa dixit)

De modo que no trabajeis demasiado con la documentación oparvorula, que luego van a pensar que os esclavizo y no hay tal. A vuestro aire.
Para mí las cosas pintan de otro modo pues se me están acabando las pilas y tengo la absoluta necesidad de escaparme al txoko unos días para recargarlas. Será el 15 de los corrientes y volveré a llenar mis ojos, mis pulmones y la parte interior del cráneo con los paisajes, la humedad sonora y los perfumes de mi lugar de referencia vital.
Sueño ya con los verdores del Jaizkibel, el silencioso sirimiri y la navegación hasta el extremo del cabo Higuero frente a las Arroka Bizkiak y la bahía de Loia.
Pero bueno, mejor te lo cuento a la vuelta.

Rosina Cavestany dijo...

Querido Enrius, ésta necesidad de recargar las pilas espero que no se deba a la visita de Luciana y Diego a tu casa, que han vuelto fascinados contigo y con Begoña y con todo lo demás. Si así fuera, deberías cambiarte la batería, supongo, como los teléfonos celulares que cuando se descargan muy rápido es que la batería no anda bien. Saludos a todos, especialmente a O que me hizo reir a carcajadas con su regreso al Hipnal con el Tío Flo. Ah, hoy me quitaron el yeso.

Chari y Alicia dijo...

Te íbamos a preguntar hoy por la pata chula,tenemos que escribir a Rosina,ha dicho esta mañana Ali, y ahora vemos que dices que te han quitado la escayola. Nos alegramos mucho las dos.
No sé qué es eso que te ha hecho reír a carcajadas,lo hemos buscado y nada.Ya es raro que O con lo desaborío que es haga reír a nadie,¿es que os escribís en otro lugar?,porque si es así me gustaría verlo aunque sólo sería para fisgar y eso.
Bueno, felicidades de parte de Alicia y mía,no te pases ahora de caminar,todo muy poco a poco.
Un beso.

Enrius dijo...

Estupenda fue, Rosina, la estancia de Luciana y Diego. Supongo que te habrán relatado los detalles.
Son muy majos ,como decimos en este hemisferio, los dos.
Con ellos hice algo que nunca había hecho con nadie, les llevé por el Madrid de los Austria y paré el auto frente al lugar que fue La Mandrágora. A petición mía Luciana bajó y entró en el local que ahora se llama Lamiak y preguntó a las camareras si sabían la historia del sitio, parece ser que, muy extrañadas por la pregunta, la contestaron que claro que lo sabían, aquello había sido La Mandrágora, todo el mundo lo sabe...
Volvió, yo creo, sorprendida por lo espontáneo de la respuesta. Yo experimenté la especial sensación que me produce el hecho de que después de más de un cuarto de siglo, todos recuerden aquella breve pero intensa historia. Es muy gratificante.
Como lo fue su estancia entre nosotros.
Bésales de mi parte.

O dijo...

El otro día encontré entre las hortensias de invierno un gatito recién nacido. Había salido al jardín de los cerezos secos a fumar -ahora al tío Florencio le molesta el olor de la marihuana- y me pareció oír el lamento de un pajarillo entre las grandes hojas verdes de la tapia que da al otro mundo. El gatito no era más grande que un teléfono móvil, tenía los ojos cerrados y era blanco como la leche. Las patitas eran rosas, como el hocico, y más bien parecían de pollo que de gato.
¿Seguro que no es una cría de rata?, dijo el tío Florencio cuando se lo conté.
Seguro no.
Yo no podía hacer nada, así que lo dejé en donde lo encontré y me metí en la cama. Pero su piar agudo y constante no me dejaba dormir.
Tiene hambre, dijo el tío desde la oscuridad. Hacía meses que no le oía dos frases seguidas. Visto tumbado, desde la cama y en la penumbra, Florencio aún parece más grande.
Voy a llamar a la mensajería 24 horas para que traigan leche liofilizada con calostros de gata. Este hombre es muy raro. Sabe de todo.
Por la mañana vino un veterinario a desparasitar al gato y le trajo al tío algunas medicinas para el cachorro.
Nos turnamos cada cuatro horas para darle la leche en un biberón de juguete y parece que el gatito está saliendo adelante.
La vida es muy rara, ahora Florencio y yo hablamos y se me ha ido la desgana.
A Florencio le preocupan los montones de cosas que hay en los pasillos y lo que hará Segismundo -le bautizamos el martes en una ceremonia civil frente a la fuente obstruída del jardín- cuando crezca.
¡Qué familia más rara es esta!
Parece que Florencio y yo hemos ligado el futuro del gato al nuestro propio. Haremos de él un gato raro, pero así es la vida. Nadie le pidió que apareciera en el jardín de cerezos secos. ¿Lo habrá abandonado la madre o se le habrá caído en algún traslado? Las madres están sobrevaloradas. Y las madres gata, también.

Rosina Cavestany dijo...

Felicitaciones,O, al fin se te fue la desgana y te has puesto tan gracioso que tuve que leer en casa tu relato de Segismundo y el Tío Flo y Luciana se reía a la par que yo. ¡¡Gracias!! Espero que tengan mucha suerte con el gatito, yo tengo mi gata y me da muchas alegrías con sus ocurrencias tan felinas. Espero con ganas tu próxima entrada al blog.
Enrius, ya le di tus saludos a mis hijos tan majos, y a Luciana se le iluminó la cara y dijo "qué adorado, le voy a escribir", pero nunca se sabe con los chicos igual que con los gatos.
Cariños a todos.

Rosina Cavestany dijo...

Chari y Alicia, gracias por vuestros buenos deseos. Será que tal vez la desgana ha cundido por Logroño? Porque tal vez O la dejó allí... solo de leer el traslado de todo al pasillo para volver a entrarlo luego me hizo reir fuerte y me llevó a recordar los primeros días tan locos del Hipnal. Un fuerte abrazo, desde acá lejos, donde sigo rengueando pero decidida a no dejarme vencer.