lunes, 29 de noviembre de 2010

Dispongo de Barcos




Dispongo de Barcos es una película artesanal, "hecha a mano"y "pirata,"escrita, dirigida y producida por Juan Cavestany. Empieza ahora,como tal, su recorrido por festivales, Sitges , Gijón y alguno más que vendrá. Ayer asistimos a uno de los dos pases de presentación en la Sala Berlanga donde encontramos a muchos amigos de Juan y nuestros, actores, actrices, directores de cine y teatro, fotógrafos y los incondicionales de siempre, pertenecientes a una brillante generación que hemos visto crecer desde la primera Ración de oreja del joven Animalario en circuitos alternativos hasta los muy merecidos  éxitos que han reconocido y premiado su talento en estos últimos años. Lamentablemente los posibles lectores de esta entrada no podrán ver de momento en circuitos comerciales la película, dada su antedicha condición filibustera, pero, afortunadamente, Juan  nos explicó en la presentación que Dispongo de Barcos ya está pirateada en Internet. No  le será difícil encontrarla a quien se lo proponga. Además ya hace tiempo que está en ese libro de caras que llaman Facebook.

Como todas las de Juan, esta es una película terrible en la que, através de su humor ácido que siempre bordea el absurdo, nos muestra los personajes y los escenarios de una marginación desconcertada en busca de una identidad imposible.
Marginados al borde de la nada en un espacio urbano de un Madrid desolador, escuchan através de la pared la incomprensible tragedia del vecino del piso de al lado para intentar olvidar la propia, planean atracos improbables para saquear los fondos  inexistentes en naves industriales vacías y ocultan  en el armario queridos cadáveres de un "tamaño natural", tan real como ficticio, muy berlanguiano.
Buscan en oficinas públicas el sello oficial que avale y certifique su dudosa existencia en  impresos en blanco, espejos de la propia e incierta identidad.
Y en el extremo de una dolorosa soledad buscan, frente al pastiche madrileño que es la catedral de La Almudena, el "consuelo espiritual" que habría de otorgarles la estatua negra de un Papa zombie. 
Son, en definitiva, quienes no queremos ser, son, una vez más, "gente de mala calidad" cuya vida, que nos estremece, podría haber sido la nuestra.

 Si tras esta apresurada crónica alguien se decide a buscar y ver tan excelente película en los circuitos indicados, ya sabe a lo que se arriesga.
Muchos de mi generación recordarán aquella sección de "La Codorniz" de nuestros años mozos "Tiemble después de haber reído" que seleccionaba con la ingeniosa pluma de Rafael Castellanos (1907- 2001) una serie de cuentos horripilantes. Dispongo de Barcos es un digno descendiente de aquel sarcástico humor.Una película audaz para un espectador inteligente.
El que avisa no es traidor.
   

8 comentarios:

juan dijo...

Felicitaciones al talentoso tocayo y ojalá coseche las mieles que se merece. Aún no he podido bajar la peli pero descuento será tan descacharrante como sus cortos previos.

Juan Cavestany (Uruguay)

Enrius dijo...

Talentoso tocayo quien la fabrica y talentoso quien , como tú, siempre supo valorarlo.
Siempre les cuento a Juan y a sus actores el éxito familiar del "atraco" en Montevideo y Buenos Aires.
¡Ojo! que esta es terrible...

Tasio Uzqueda dijo...

¿Cuándo la estrenan? ¿Llegará a provincias?

Enrius dijo...

Tal y como se explica en la entrada, Sr. Uzqueda, se trata de una película artesanal por cuya condición recorre, de momento, circuitos de festivales en los que está obteniendo una muy buena acogida por parte del público y de la crítica más o menos independiente (no toda crítica lo es). Dicha condición artesanal ha propiciado su casi inmediato pirateo en Internet lo que, lejos de constituír un inconveniente,forma parte de los usos que las nuevas tecnologías implementan para las distribucioners altenativas y tales eran las previsiones de su autor y de la cooperativa constituída para la filmación de tal película.
Aportaciones económicas,anónimamente desinteresadas, han ayudado igualmente a su realización.
Con tales características es evidente que no llegará a provincias pero la podrá usted obtener en Internet a poco que se lo proponga.

Tasio U. dijo...

No si ya me imaginaba yo que aquí no la echarían, aquí llegan las de mogollón y eso, pero las raras sólo de vez en cuando. Y ahí es donde me explico yo que les siga a ustedes los del hipnal y tal, porque algo raro tengo, que me lo dice la Valvanera, tú Tasio si serías de Madrid serías artista. Porque me gustan las cosas raras, se refiere. He buscado en Internet y he encontrado trailes de la película y me da buena espina. A mí hay cosas que se me olvidan, como dice uno de los que sale, aunque me importen. Qué chorra sé yo por qué será. Y el O. a dónde anda, que ni churruea ni murrea ya por aquí, me barrunto que andará con lo suyo. Raro también el chiguito, también busca barcos. Lo bueno que tiene es que le gusta el empinar el codo. Yo es que no me fío de los que no les va el vino.
Bueno, ya saben, a cascala!

Enrius dijo...

Raro, lo que se dice raro, sí que es usted Uzqueda. Tan raro que puede que se identifique con las andanzas de los atracadores frustrados que, en realidad, no disponen de barcos ni de casi nada.
Los trailers dan buena espina,en efecto, pero la peli tiene unas que se le clavan a uno en la garganta para bajar luego hasta el páncreas.
Y no hay forma de cascalas.

Anónimo dijo...

donde se puede descargar?

Carlos

Enrius dijo...

No sé bien cómo conseguir la peli entera de cuyo pirateo nos comentó Juan en el pase, anónimo Carlos. Habrá que preguntarle a Juan