martes, 9 de marzo de 2010

 
Posted by Picasa
Jorge Irazu cuida del asado

2 comentarios:

LuisJavier dijo...

Que curioso hallazgo, donde menos lo esperas, aparecen restos oparvorulos... Como viajaban estos hombres, desde el Cono Sur al centro de Africa, como se ha podido demostrar.
A no ser, claro, que se comunicaran con algún desconocido sistema precursor del invento este del Google...
La postura del jinete, va mejorando adecuadamente, conforme avanza la serie y yo creo que al final vamos a conseguir la gallardía del Cid Campeador...

Enrius dijo...

Estimado Luis Javier:
Se tiene por cierto que los antiguos pordiceos, antes de su conocida unión con el pueblo pandoviro para formar el colectivo oparvorulo reconstituído,viajaron desde lo que hoy día constituye la desembocadura del Orinoco hasta Abu Dhabi, en el Golfo Pérsico.
Esto, como usted sabe muy bien,quedó debidamente establecido por el capitán Telfeusa del Rio en su azaroso viaje a bordo de La Melonia.
No sería imposible que, con el mismo tipo de embarcaciones aparejadas con haces de juncos de la Pilularia Globulífera,llegaran hasta el estuario del Rio de la Plata.
Su colega, el arquitecto Bonta, sostiene que se trata de aborígenes querandíes, primitivos pobladores de la Argentina.
Yo, como digo, no pienso entrar en controversias con este amable alarife argentino. Allá cada cual.
Muy amable su comentario acerca de los progresos en la postura del jinete que, en la llanura pampeana, hace lo que puede por ver de no dejar en mal lugar la equitación amateur madrileña.
Un saludo