jueves, 18 de febrero de 2010

ARCO 2010. Esto no es una crónica.



                             Allí estuvimos. 
                             Yo detrás de la cámara,O. dando la cara.





                                                                                                Ambos,delante y detrás de la cámara, preferimos  un       
Mompó.                                                                                                                                         
O. fue empitonado por el dueño de una galería
aunque sin derramamiento de sangre y de pronóstico
menos grave. 




  Este monolito antropomófico, digno del
Museo de Cera, procuraba un moderado
escándalo de la la feligresía. Lo consiguió con
la aparición de alguno de los responsables del
stand en el telediario de la noche. Con desver-
gonzado cinismo, tal individuo, se "sorprendía"
de las reacciones alegando "motivos artísticos"
y de "confraternización de las religiones".

                         
UN PASEO POR LAS NUBES
Que ninguno de los habituales ojeadores o comentaristas de este blog crea que esta entrada es una crónica de la visita a ARCO 2010 que ayer hicimos O. y yo. Por favor.
Toda clase de feriantes se suelen dar cita en los "febreros artísticos" de Madrid acudiendo a las dos o tres ferias de las vanidades y del comercio  que se llevan a cabo en esta capital de las cuales ARCO es sin duda la más principal.
Los antedichos concurrentes van a esta feria por los motivos de siempre, algunos para ir completando su colección, otros, con sus galerías, a ver qué venden, eso otro que se llama "el público en general" van a ver y a ser vistos sobre las moquetas de los amplios pabellones de IFEMA.
Algunos van no sólo a ver sino incluso a mirar el género, los más ingenuos  a sorprenderse con alguna obra, pieza o instalación "polémica", confirmando luego, con la inevitable crónica del telediario que, efectivamente, esa obra era como para escandalizarse, porque hay quien todavía se pregunta : ¿y esto es arte?, pregunta retórica que suele satisfacer mucho a los galeristas que, además, se esfuerzan en explicar lo inexplicable a un posible comprador. Es de mucho divertimento y altamente recomendable pegar el oído (discretamente) a dichas explicaciones para hacerse idea de la cantidad de majaderías que puede decir un vendedor de arte en pocos minutos, sea el propio galerista o un empleado debidamente domesticado para tal fin.
Nosotros fuimos a pasar el rato.
Saludamos también a amigos y conocidos porque , tanto O. como yo mismo, somos siempre muy educados en todas las ocasiones exceptuando aquellas en las que no lo somos.
Pero, pese a nuestro sincero deseo, no conseguimos disfrutar de los encantos de la sorpresa, la polémica o el escándalo. Y mira que mirábamos.
Pocos comentarios que no sean los habituales nos provocó la visita (O. hará el suyo, según creo) con excepción del que nos suscitó la visión de una de las más banales pendejadas de una conocida galería que mostraba a un solícito operario pasando la radial por un remedo del cartel de entrada del campo de concentración nazi de Auschwitz , de reciente actualidad por haber sido robado. El empleado, como digo, iba mostrando al público la "acción artística" consistente en la preparación y pulimento de dicho cartel que muestra la conocida y obscena sentencia ARBEIT MATCH FREI. No sé si  los feriantes consideraban esto como una puesta a punto del stand o como una performance que hacía libre al operario, da igual. Nosotros lo consideramos torpemente oportunista
Arriba estan las fotos que dan fe de algo de lo escrito en esto, que ya dije al principio , que no era una crónica.

11 comentarios:

Gastón Segura Valero dijo...

Mi querido Enrique:
Sin joder, camarada. Te diré que yo también anduve por ARCO un par de días, lo que sucede es que no salí tan ecuánimente retratado como don Octavio Colis. Y añadiré que de lo allí sólo me cautivó esa familia Trapp que se trajo un coreano y que e la mirase como se la mirase te deshacía el nervio óptico. Lo demás, de poca emoción, y emoción el arte se queda en una delicia de pastelería.
Ahora bien, había mucha señora y mucha señorita de turbio palpar y morboso poseer, lo que siempre engrandece el alma y estimula la sangre y los instintos, y, hombre, visto así, no es mala cosecha.

LuisJavier dijo...

ARCO 2010 Esto tampoco es un comentario. Da gusto leer algo, y ver, negro sobre blanco, lo que tu piensas, pero no has podido decir, porque nadie te lo ha preguntado. Creo que acabo de definir el blog este, pero ha sido sin querer...
Lo de la "Torre de las tres religiones", me recordó a los Chiquets de Valls, pero en peor...
Puestos a provocar, podían por lo menos, hacerlo bien.

Enrius dijo...

Amigo Segura:
Mucho aprecio tu comentario acerca de los pasteles de ARCO e igualmente apreciará O.el de sus poses que, hay que decirlo, fueron muy ajustadas a derecho y de adecuada expresividad.
Tanto el susodicho como yo mismo lamentamos(creo) no haber disfrutado de tus visiones de las señoritas a las que aludes.
Por mi parte me vi obligado a besar a una gorda con halitosis lo que me produjo unos momentos de desconsuelo en el pabellón nº8.
Lo dicho, pasamos el rato, vimos un perro pintado de verde y una patética familia de punkis en papier maché que, a pesar de competir con tu mencionada familia Trapp, no me provocaron fotografía.

Enrius dijo...

Querido amigo Moreno: (es que no me hago a la idea de llamarte ahora Luis Javier, al cabo de tantos años).
Con respecto a lo que no me preguntaron, la verdad es que sí me lo preguntaron pero, como ves, he preferido dejarlo para los comentarios de la entrada.
Fue precisamente en el stand de la galería Evelyn Botella, donde exponía mi viejo amigo Pepe Cruz Novillo unos objetos sonoros y coloristas a los que había puesto títulos de mucho humorismo.
Me preguntó Pepe acerca de mis preferencias de este ARCO 2010 y siendo como somos de antigua amistad, le dije que no estaba seguro de que le fuera a gustar mi contestación. Insistió y me sinceré confesándole que lo que más me había interesado era un Zóbel del año 1980. Asi quedó la cosa resultando Pepe perplejo(creo) y yo con la seria preocupación de que es que ¡joder!no me evolucionan las preferencias y los gustos al trepidante ritmo de los tiempos modernos. Será la edad.

La flor azul dijo...

Enrius, no paro de reir con eso de que no te evolucionan las preferencias!!!!! Parece una canción de Krahe!

Enrius dijo...

Es que no me evolucionan, querida Flor Azul.
Je n´arrive pas a jouir des temps modernes.
Empieza a gustar mucho tu crónica de viaje entre la habitual concurrencia del Hipnal.
En cualquier momento deberías enviar otra entrada acerca de Kierkegaard, por ejemplo.
¿Qué tal una acerca de "lo del espejo" de Lacan?
A ver quién discute...

Rosina Cavestany dijo...

¿Que tenés contra las gordas, Enrius?

Enrius dijo...

Nada, Rosina.Sólo contra las que no evitan la halitosis.

Chari Cenzano dijo...

¡Ah!,vaya,mira por dónde aparece Rosina.Buenas,hija.Qué cara te haces de ver.No sé habrás sabido de mí y de las veces que he preguntado por tu persona,querida.Yo ando como ando,como si sería una viejales,que es lo que soy,pero disimulando todo lo que puedo.Ali está empeñada en que hagamos un viaje a Venecia esta primavera,no sé por qué le ha estimulado tanto el viaje como iniciático al quinto pino de La Flor Azul que es una persona nueva en el Hipnal y a la que Enrius y O tienen en palmitas.Claro que se deben conocer muy bien,a juzgar por los comentarios velados.
Ahí los ves a los gamberreando en ARCO,disfrazado el O de no sé qué,que casi ni le reconozco.Son unos tarambanas muy majos,qué coño.
Bueno,pues a dejarse ver más,Rosina,que buena alegría nos das con tus ironías medio en serio.
Un besazo.

Chari dijo...

Me he fijado (lo ha hecho Ali en realidad) que todos aparecéis en esta entrada con vuestro nombre en azul subrayado,pero yo no.
¿Por qué?

Rosina Cavestany dijo...

Que lindo tu mensaje, Chari, gracias. Me alegro mucho de saber que estás bien y que aunque siempre protestas de estar vieja, no se nota para nada. Me encantó ver la foto de O, ¿será que existe nomás? ¿Es parecido a Enrius o fue solamente una impresión mía? Están muy críticos estos hombres, ha de ser como dice Enrius que no les evolucionan las preferencias y los gustos. Por acá hemos sido invadidos por los mosquitos pero seguramente se morirán hoy con este frío maldito que está despidiendo bruscamente al verano. Un cariño, Chari, en otro momento seguimos conversando de la vida y sus consecuencias.