miércoles, 8 de abril de 2009

Este es el lugar


No era posible seguir hablando de nuestro lugar sin que todos los amables seguidores tuvieran acceso a una visión lo más exacta posible de este peculiar espacio.
Aquí estamos algunos, otros estuvieron en distintas épocas, con mayor o menor fortuna.
Los que se fueron , lo reconocerán acaso con nostalgia o con esa mezcla de ansiedad y tristeza que produce el recuerdo reconstruído por la memoria.

18 comentarios:

Chari Cenzano dijo...

Así que ese es el lugar en donde vive usted Enrius?.Es un poco tétrico aunque es bonito y si no sería por la luz parecería más alegre.A mí me recuerda a una Residencia de Burgos en la que estuve haciendo el Servicio Social.Nos llevaron a varias chicas de Logroño en el 51,y no es que fueran días muy agradables pero no los recuerdo mal.Ese mismo año había muerto mi padre y por eso me resultan tristes esos días.Debe tener un jardín interior con cerezos,lo que decía Ocnecio de los cerezos secos y la señora del retrato paseando por allí.Eran bonitos aquellos correos de "O" en los que le pedía ayuda a su hermano.Parece que hace un siglo de eso.
Podría yo tener habitación en el Hipnal Enrius?.Nada me impide ir allí para ver si me cruzo con Rosina o con Isrilis y charlar a través del ordenador o junto a la alberca si se podría.
Ahora que viene el calor me vendría bien un viajecito.
Qué precios tiene?.Sirve el carnet de la tercera edad?.Hacen descuentos a mayores de 75?.Tienen calderines de agua caliente?,porque recuerdo que en la casa aquella de Burgos no había y teníamos que bañarnos con agua que se calentaba en las cocinas,que eran enormes y llevarla a los bañeras y no es plan ir con un balde de agua ardiendo por las escaleras con la poca fuerza que tengo ahora que ni puedo abrir los frascos de espárragos que he tenido que esperar a que llegara Ali para que lo abriría ella que tiene mucha fuerza.
No es que diga que vaya a ir seguro,pero me gustaría de verdad.Le conocería a usted?

Me dice Ali que está leyendo por cima de mi hombro que lo del Hipnal es una virtualidad.
Esta chica cree que soy tonta.Pues claro que lo sé.Es que no se da cuenta de que estoy jugando.
Habráse visto!

Lucas dijo...

Les recomiendo visiten a Irislís en su blog Muchas cosas. Allí salen lugares abandonados que rescata esta singular dama que carece practicamente de comentaristas. El virus del Hipnal podría invandir el abandono morboso en el que parece disfrutar tanto la anfitriona.
Animo a los solitarios y las solitarias a visitar ese blog mezcla de tenebrismo, autismo y exhibición impúdica.

Remilgos dijo...

¿Cómo habríamos de saber que el fulano Lucas no es la misma Irislís que tanto nombran, y que escondiéndose bajo un nombre falso nos invita a dejar nuestros cómodos puestos en la Habitación del Hipnal para luego ir a ufanarse de sus comentaristas de lujo, como lo somos nosotros?
Y perdonen que me presente de forma tan intempestiva y poco adecuada para una dama de alcurnia como yo,pero tanta insistencia del Lucas por las visitas en el otro lugar no me resultan muy verosímiles.

En todo caso, prefiero quedarme junto a la alberca, disfrutando de un té helado esperando a que "O" se digne a interactuar nuevamente con nosotros y rezando a la Virgen del Perpétuo Socorro que tanto extremista de bando y bando dejen ya sus diferencias y se reconcilien en nombre del Señor Jesucristo.Amén

Lucas dijo...

Me da igual lo que los remilgos de Enrius provoquen en su estado de ánimo, así como también sus ansias por atender todo esto de manera adecuada, según su divino criterio, pero creo que ya hace tiempo este lugar es de los que en él escriben.
Cierto es que si el dios Enrius quisiera nos borraría del mapa, como el doctor Frankesntein hizo con su monstruo. Nihil obstat. Así será si así le parece a él.

Es verdad que yo llegué aquí a través de Irislís, pues recomienda este link en su blog Muchas Cosas y a él me asomé para ver y escuchar. Pero yo soy yo, y ella es ella, por su bien y el mío.

Este lugar que nos muestra Enrius, éste, que es "el lugar", me recordó a las barracas de La Chartreuse, contra cuyos muros fue fusilado mi padre durante la II Guerra. Aún se conserva cerca de allí un monumento aux fusillés de La Chartreuse. En el blog de Irislís aparecen fotos del lugar (trés simillaire) realizadas por Henk van Resbergen. Merde a tous, me quedé pegado a esas fotografías que describían el lugar tal y como mi madre lo hacía siempre. Incluso aparece una fotografía de la puerta de entrada a Medecine Interne 2, que es en donde mi padre trabajó hasta su fusilamiento, pocos días antes del armisticio. Yo nunca conocí a mi padre, soy hijo póstumo. Y mi madre sólo lo conoció diez minutos. Diez minutos que bastaron para que me engendraran en aquella salle Medicine Interne 2. Días locos de terror y muerte.

Es curioso que a Chari Cenzano le recuerde a su internamiento durante el primer franquismo. Sin duda el edificio del Hipnal recuerda al fascismo, a la muerte, a la tortura... y al pasado.
Quizá al señor Grijuela le recuerde a la mansión de algún industrial alemán colaboracionista, y a los Mansour a las oficinas de la Inteligencia Israelí en Rammallah...

En cualquier caso, sea el lugar que sea, hoy en día están escritas en sus muros, claramente resaltadas, estas palabras: Defénse de sarpuyer contre les mures.

Nunca diré quién soy, como los Mansour, jamais. Tampoco sé si volveré a escribir aquí...

Enrius dijo...

Única aclaración. No tengo nada que ver en todo esto (los 3 comentarios anteriores) excepto que lo estoy editando en este lugar que, efectivamente , ha pasado a ser de todos.
No tengo, que yo sepa, ningún remilgo acerca de nada.
Ustedes sigan siendo quienes son, sean quienes sean.
¿Qué más da?
A mi lo que me importa es que escriban bien, bueno, interesante , colérico,receloso, apasionado,placentero, hagiográfico,nunca aburrido.

Chato, nieto de Remilgos dijo...

Que pena con ustedes, que mi abue Remi se la pasaba todo el día peleando hasta con su sombra y después que le enseñamos a usar la pc, se la pasa insultando a cuanto se le pasa por el frente. Así no más. Esta bien chido todo esto, yo creo que están todos un poco locos, y por eso mi abue se siente tan a gusto.

Al cuate Lucas, si quieres no escribas pero leer es igual de divertido, lo que sí, de todas, todas, es que mi abue seguro no va a ir al sitio de la chava esta, pos habla de cosas que a mi abue no le gustan (como las maquinitas) y unas películas de bichos y muertos y todo, que la hacen salir corriendo toda asustada a persignarse.

Ahí se ven!

Irislis dijo...

Sr Lucas, no le había recibido a usted en mi espacio, al menos no a sabiendas. Y aunque agradezco su cordial invitación a hurgar en mis no tan Muchas Cosas, le agradezco mantener un trato adecuado y respetuoso para con Enrius, quien se ha comportado como un decentísimo anfitrión, sin habersele notado tan siquiera una vez, como usted asegura amargamente, el más remoto viso de censura o represión para con alguno de los que acá se expresan.
Se habrá dado cuenta usted, no sé si será lo suficientemente observador, que Doña Remilgos y El Chato (nieto de la primera) soy yo misma, en un arrebato de multiplicidad psicológica. Sospecho así mismo que otros de los personajes que por acá pasean escriben desde un mismo teclado (o una misma ip, para los tecnófilos) pero igual no quiero retirar los antifaces ajenos, que se acaba el encanto.
Si usted es usted, y yo soy yo, pues está bien claro. Lo que no sé es de donde proviene, o como llegó a Muchas Cosas para posteriormente aterrizar por acá. Yo en lo personal me encuentro muy a gusto en el Hipnal, ya he cambiado mi dirección postal y espero cartas y bombones de parte de mis admiradores, por lo que no creo conveniente se vayan todos a escribir en Muchas Cosas, a menos claro que el anfitrión ya esté harto de tanta cháchara y diatriba.
Saludos!

Chari Cenzano dijo...

Hoy es mi cumpleaños, 80. También yo soy de Géminis.
Graciassss....

Irislis dijo...

Mil felicidades, espero reciba usted muchas y muy bonitas demostraciones de afecto, estoy segura que no le faltarán. Eso si, no olvide guardarnos un poco de pastel para celebrar tan especial día.
Un abrazo!

Chari 80 dijo...

Muchas gracias Irislís. Ya le contaré los propósitos para el futuro que me he hecho soplando la vela sobre el pastel de patata,porque tengo prohibida el azúcar,por lo de la diabetes,ya sabe.Pero estaba riquísima,me la ha hecho Esperanza,que es la asistenta que me limpia la casa y que es una peruana majísima.
Qué rica que es usted,la aprecio mucho,como si sería sobrina de verdad.

Lucas dijo...

Todos los lugares rotundos son bellos. Y este edificio del Hipnal es rotundo y grave.
Me gustaría ver a O y a Florencio de vuelta a su reducto, las nuevas cortinas de las habitaciones y las expediciones de Rosina a través de los muros.
Trato de corregir mi español lleno de galicismos y no confundir el ser con el estar. Bello idioma, preciso y personalista.
Chari, Rosina, Irislis, Enrius, O, y todos los demás, son ustedes realmente magníficos y castellano muy variado. Me alegro mucho de haberles conocido de esta manera.

Enrius dijo...

Estimado Lucas:
Mucho me alegra que, por fin, haya decidido volver a escribir aquí pese a las dudas que manifestaba más arriba en su último escrito.
En la parte que me corresponde, agradezco sus amables comentarios acerca de nuestro uso del español.
Esta hermosa lengua muestra en este blog sus diversas maneras de expresarse a uno y otro lado del Atlántico.
No veo demasiados galicismos en su escritura, puede que de viva voz se le notara el acento.
Siga usted con nosotros pues, sin duda, el episodio del fusilamiento de su padre al que aludía en su anterior entrada del 8 de junio tendrá, por su dramatismo, un especial interés. No quisiera, de todas formas, remover dolorosos recuerdos personales de modo que dejo a su decisión la posibilidad de continuar con el relato.
Un cordial saludo.

Lucas Torlois dijo...

Ya les conté hace algún tiempo que nunca conocí a mi padre pues soy hijo póstumo. Mi madre únicamente lo conoció, y sólo en el sentido bíblico de la palabra, diez minutos. Aquellos diez minutos corridos bastaron para que me hicieran. Según me contó mi madre, pocas horas después de mi engendramiento mi padre era fusilado por los alemanes contra las tapias de La Chartreuse, entonces un campamento hospital instalado por los nazis entre las ruinas de un antiguo monasterio cartujo, a unos cien kilómetros al este de Bordeaux, hoy reconvertido en hotel de lujo.
Mi madre, Annick Torlois, y mi padre, de cuyo nombre no quiero acordarme, me engendraron en agosto de 1945. La guerra finalizó en septiembre, y yo nací en un hospital de Tarragona en mayo de 1946. En 1948, mi madre volvió a Francia, a París, para trabajar en la mansión de un diputado catalán de la Generalitat exiliada, el señor Jaume Ascote i Camarassa y me llevó con ella. Allí, a París, realicé mis primeros estudios. En 1957 murió el diputado y mi madre entró a servir en la mansión de un industrial vitivinícola del Rousillon llamado Benito Cavestany muy amigo de los Ascote i Camarassa. En Argelès-sur-Mer fui feliz hasta que a los diceciséis años tuve que volver a París para ingresar en una residencia de estudiantes y comenzar mis estudios en la universidad. Todos los gastos corrieron a cuenta de don Benito, que se entendía con mi madre muy bien. De hecho tuvieron dos hijos juntos, aunque no se casaron nunca.
Si cuento todo esto es porque cuando empecé a leer este blog me enterneció primero la vida de O, su infancia y pormenores tan parecidos en cierto modo a los míos, pues ambos fuimos adoptados por un Cavestany, aunque nunca nos hicieran caso. He investigado tanto la rama Cavestany uruguaya como la madrileña y nada tuvieron que ver, al parecer, con la del Roussillon. Es pura coincidencia. Pero no me digan, O y E, si no es para estar tan sorprendido como lo soy yo mismo.
Por otra parte, mientras estudiaba las diferentes ramas Cavestany encontré que Benito Cavestany estuvo emparentado con una Cuvier, no sé si relacionada con la gran aventura oparvorula investigada por Enrius tan profusamente, ya que en la foto que conservo de mi madre aparece junto a una variedad de Politea insectívora de Serpentaria (Politaea muscipula), que ella cuidaba con enorme dedicación entre los viñedos de don Benito, bajo el mont Canigou, y que decían tenía propiedades beneficiosas contra las plagas de la vid, y sé que en su catálogo de variedades florales de Burelandia figura esta extraña variedad.
En fin, ya ven que mi interés por este blog está ampliamente justificado. No es que podríamos resultar contraparientes o algo similaire, ya que O y yo somos una especie de parásitos de padres desconocidos, o algo así, pero la vida emparenta a veces plus que la sangre.
¿No les parece, amigos?

Enrius dijo...

Comprenderá usted, estimado señor Torlois, que no tengo más remedio que intervenir con relación a su último comentario en el que menciona usted a los Cavestany.
Entre los muchos documentos de conservo referentes al apellido que no oculto con mi seudónimo, figura el de Don Jesús Casado, escritor-traductor heráldico domiciliado que estuvo en Madrid y en la calle de Hermosilla 72, a quien mi abuelo encargó un estudio de lo que él denominó "esclarecido linaje".
Lejos de mi intención aburrir a nadie con tan prolijo documento pero ya que menciona usted a Don Benito Cavestany, del cual no tengo noticia alguna, debo decirle que el tal viticultor siendo rosellonés y con ese apellido pertenecía , sin ninguna duda, a lo que, repito, el señor Casado denominaba esclarecido linaje, esta vez sin comillas que ya las he puesto antes.
Tal linaje tuvo su primitivo y noble solar (sigo citando al Sr. Casado) en tierras de Francia, en el departamento de los Pirineos Orientales,distrito y cantón de Perpiñán donde se halla la localidad de Cabestany y del cual tomó el nombre el linaje que nos ocupa.
El primer caballero de este linaje de quien se tienen noticias concretas fue Guillem de Cabestany, célebre trovador del Rosellón que vivió hacia el año 1.212 y quien se cree, por tanto, participó en la batalla de Las Navas de Tolosa.
La leyenda que rodea a este caballero se tiene por apócrifa pero es muy hermosa, la contaré en otra ocasión para no aburrir y puede uno encontrarla en los textos trovadorescos del historiador catalán Martí de Riquer(Barcelona 1914) academico de la Española, conde de Casa Dávalos y Grande de España.
Hace unos días, por cierto, recibí un librito ilustrado por el senyor Romeu, conocido dibujante catalán, en el que , con sus dibujos, se contaba a los niños catalanes y franceses la historia del trovador rosellonés.Lógicamente contesté a su amable envío con la historia completa de los descubrimientos de los tres navegantes madrileños en la Península de Burelandia.
Las trovas del trovador Cabestany son de una rara belleza y me pienso dar el gustazo de publicarlas en su lengua original y en una próxima entrada.
Y que sepa usted señor Torlois que será usted el culpable de tal publicación.
A lo que vamos, que ya me estoy alargando más de la cuenta y este tema es de mi predilección.
No se asuste pero podemos resultar contraparientes (no pasa nada, como dice mi nieto Pablo) y no estaría de más intentar localizar a los hijos de su madre de usted habidos con Don Benito Cavestany que esos, seguro, son mis primos y los de usted.
Tanto la rama uruguaya como la madrileña, la sevillana y la catalana tenga usted por seguro que vienen del mismo lugar.
La villa de Cabestany a 3 km. de Perpiñán cuyo origen fueron, a su vez, las posesiones del conde Arnaud y su castillo hoy desaparecido. Estuve allí en el 84.
Nada de pura coincidencia. Rigurosamente cierto.
Señor Don Lucas Torlois (por cierto que conocí yo a un trompetista francés con ese mismo apellido)no sé si lo lamentará usted algún dia pero se ha metido usted en la familia.
Continuará...

O dijo...

Demasiadas casualidades, señor Torlois. Pero sea como fuere, usted y yo nada tenemos que ver con el "esclarecido linaje" del que hace cuenta mi hermano, que ya sabe no es mi hermano.
Con respecto a la Politaea muscipula, dudo mucho que se dé naturalmente en el clima ese del Rosellón, pues necesita del clima caribeño o, al menos, de preservación ambiental tipo la que se instaló en la Estación de Atocha de Madrid, con irrigación constante de vapores de agua y mantenimiento de la temperatura tipo invernadero. ¿No será que está usted haciendo lo imposible por coser lo inconsútil? Y si esto fuera así, ¿con qué fin?
Usted no conoció a su padre según nos cuenta, pero yo sí que conocí al mío, otra cosa es que no pudiera, o no quisiera él, hacerme ni caso y la tía Manolita bebiera los vientos por mi personilla de entonces, y luego el tío Florencio, que me heredó como quien hereda un loro, hasta Enrius quien me dio una instrucción pictórica e intelectual que supe aprovechar en Logroño, junto a la tía Manolita, el tío Florencio y algunos otros parientes de los que no he de contar nada no vaya a ser que les busque usted las conquillas genealógicas. Como yo era raro ya de salida y más que me hice por la circunstancia y las circunstancias, no tardé en encajar en el mundo reflejo de artistas y admiradores, que son tal para cual. Más que nacer yo artista empezaron a nacerme admiradores antes de que existiera yo con tal habilidad. Que un artista sea raro ayuda mucho. Hay quien se hace raro después de ser alguien, yo nací raro antes de ser algo, tanto es así que el arte me ha normalizado mucho. Lo de beber como un cosaco me vino creo yo por genes, y nada que ver esto con lo juglaresco o bohemio. Si yo hubiera venido del juglar seguramente sería empresario, del Hipnal, por ejemplo, o de una empresa de butifarras pirenáicas.
Así que no me venga con monsergas y no se nos haga el interesante, que de esos tenemos ya por demás.
Siga usted si quiere con sus delirios de grandeza, pero déjeme a mí en paz, que tengo mucho que hacer y no tengo tiempo para nada.
No sé si el mal humor me viene de haber dejado de beber radicalmente o de las tónicas, de las que me bebo una caja diaria por engañar al gaznate.
Cárguela usted contra Rosina que tiene hostias para repartir a todo el mundo y no se corta un pelo.

Nacho el de Rango dijo...

¿No será de doña Manolita Trespaderne de la que habla usted? ¿La que tenía una tienda de antigüedades en Portales y un sobrino que se estaba viendo que no era su sobrino y con el que se lo hacía en la trastienda? ¿Aquél chulo de mierda eras tú O?
¡Qué cosas tiene la vida!
¿Tú eres el que dejaba a deber en mi bar (Rango) y luego pasaba la señora Trespaderne a pagar tus pufos?
Te hacía en el Más Allá. Si no llega a ser por el tío tuyo, ese gigantesco, te hubiéramos partido la cara más de uno. Si sería por mí ya estarías olvidado. No sé qué vería en ti aquella señora (que lo era de verdad, las cosas como son y a cada cual lo suyo) porque eras un escuchimizado insoportable. Poetastro, pintamonas, y encima ahora te compramos lo que haces en esta ciudad de ababoles. ¡Cómo se escribe la historia!

Enrius dijo...

Querido hermano O.:
Antes de adentrarme en las posibles concomitancias de la genealogía del señor Torlois, acerca de las cuales manifiestas tus dudas, he de referirme a la Politea insectívora de Serpentaria.
Clasifica la de Cuvier, siguiendo a Buffon (Madrid. Imprenta de Gaspar y Roig, calle del Príncipe nº 4, año de 1857) a la Politea como una de las raras fanerógamas o vasculares autóctonas de la comarca burelandesa de Serpentaria cuya riqueza botánica y fitográfica era
conocida de antiguo.
Escribe Cuvier en su cuaderno de campo:
"Los vegetales que forman esta familia devoradora de insectos, están caracterizados por un cáliz de cinco lóbulos, en estivación imbricada, tubulosa, más o menos irregular; estambres didínamos con rudimentos de un quinto estambre y antenas soldadas; ovario medio adhrente uniocular con dos placentas parietales, carnosas, un estilo y un estigma en cabeza o cóncavo y un fruto capsular bivalvo de semillas numerosas, menudas con albúmen carnoso y embrión recto"(sic.)
Nada impide que dicha variedad, con los cuidados que el señor Torlois asegura le proporcionaba su señora madre, creciera y se desarrollara holgadamente bajo el monte Canigou.
Esas devoradoras son del todo impredecibles y muy versátiles en sus adaptaciones climáticas.
Es indudable por otro lado, su efecto beneficioso contra las plagas de la vid por tratarse de una voraz consumidora de toda clase de insectos.
Despierta mi curiosidad, por otro lado, la posible existencia de esos dos vástagos habidos con Don Benito Cavestany, y la despierta hasta tal punto que no he de cejar en el empeño hasta dar con el paradero de esos posibles primos.
No me parece que Torlois sea de los que mienten o imaginan ascendencias linajudas.
Iremos viendo.
Vale.

Enrius dijo...

No bien termino de publicar el comentario dialogando con O. cuando aparece de sopetón este Nacho el de Rango que, sin intención alguna de mediar en trifulcas familiares o vecinales como suele ser mi costumbre, me parece un chuleta de barrio y un tipo agresivo en exceso.
Pero, lo dicho, no he de meterme en camisa de once varas. Ustedes mismos.